La caza

– Bueno, entonces, ¿buscamos sitio para dormir sin cenar? Como nos han castigado los bichos esos…- murmuró Nolik.

– Es lo más sensato. Buscar un sitio. Luego veremos qué pasa con la comida.- Respondió Calímedes.

No había mucho donde esconderse, pero un árbol seco proporcionaba algunos materiales útiles.

Talika no prestaba atención a sus compañeros. Trataba de recordar lo que sabía sobre los galintropos y Leitene. Desgraciadamente no era mucho y al estar enfrascada en sus pensamientos no se dio cuenta de que Nolik no había desistido en su idea inicial de cazar un ceriolán. Cuando lo hizo era tarde, el ceriolán había caído y un galintropo había captado la presencia del cazador.

En unos instantes lentos como horas Talika arrebató el arco a Nolik y una certera flecha se clavó en un ojo del galintropo, que saltó en un intento desesperado de morderla antes de que repitiera la hazaña en el otro ojo. La chica tampoco erró el segundo disparo.

Más silenciosos que de costumbre comieron la carne de los dos animales y quemaron los restos.

A pesar del cansancion y los refunfuños de Nolik no podían acostarse. Leitene ya sabría todo y era mejor salir lo más pronto posible de aquellas hierbas donde era tan fácil acechar como ser acechado.

Cuando casi llevaban 48 horas sin dormir y tras haber cruzado unas montañas de cimas redondeadas por el tiempo se atrevieron a parar. En parte porque la noche amenazaba lluvia. En parte porque la naturaleza proporcionaba un sitio donde se sentían a salvo, una pequeña cueva de una sola entrada.

Anuncios

~ por Talika en 8 marzo, 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: