Misterios desvelados

-Tú, no puede ser, ¿qué haces aquí? ¡Itchiar acabó contigo! – gritó Leitene.
– Creo que me confundes con otra persona. – Respondió la joven
– Ese pelo rojo y esos ojos con una llama en su interior, tienes que ser tú.
– Yo creo que me hablas de Eluán, la primera bajo tierra después de que el Mal la despojara de su poder. Pero yo no soy ella sino su nieta, de la segunda generación de elfos elúreos, nacidos en Temuyu con las características típicas de ese lugar y un interior poderoso que sólo se libera en algunos casos ante la necesidad…
– ¡Mientes! Nadie sobrevive al Señor de las Tinieblas…
A la vez que pronunciaba estas palabras Leitene lanzaba una bola de energía morada contra su oponente.
La elfa la esquivó y con un rápido movimiento contraatacó sujetando a la bruja ambos brazos.
– Quizás Itchiar tenía alguna razón para dejarla con vida, tal vez Eluán fuese demasiado, sin embargo ella y todo el pueblo blanco han sufrido ya bastante. Si mi abuela pudo verle yo,Talika, derrotaré al Mal.
– Jajaja
La estruendosa risa de la dama oscura resonó en el sótano al mismo tiempo que Calímedes, de nuevo en trance, corría cuchillo en mano hacia el lugar en el que las mujeres forcejeaban.

Anuncios

~ por Talika en 19 mayo, 2011.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: